Telefónica 3D y su shock cultural

0

Telefónica, el gigante español de las telecomunicaciones ha cambiado el perfil de contratación de sus trabajadores. Ya no es una empresa pública, no quiere la mentalidad funcionaria, ahora busca las 3D: discover, deliver & disrupt. ¿Las tienes?

El 19 de abril de 1924, con un capital de apenas un millón de pesetas, en la Gran Vía madrileña, nacía una de las empresas más grandes de España y uno de los referentes de su sector a nivel mundial.

Telefónica, el gigante español de las telecomunicaciones, ahora mismo da trabajo a 120.000 personas en todo el mundo, es líder en su sector y una empresa atípica en cuanto a sus trabajadores en España, ¿por qué?

Telefónica fue una empresa estatal hasta que en 1995 y 1999 mediante dos ofertas públicas de acciones la empresa se privatizó. Sin embargo, por contrato, los nuevos dueños de Telefónica no podían despedir a los empleados públicos, funcionarios, que llevaban años en la empresa y  que tuvo que absorber dentro de su nueva plantilla.

Imaginad el shock, dos culturas organizativas, dos estilos de vida y trabajo tan distintos teniendo que convivir, pero sobre todo, competir, contra los demás gigantes de las telecomunicaciones.

Pensad por ejemplo en el infinito trasiego burocrático de la información y los procesos en la administración pública y, en contra partida,  cómo de ágiles y eficientes tienen que ser en una empresa que persigue ser vanguardista en el campo de las telecomunicaciones.

O imagínate la diferencia entre una empresa de servicios de carácter estatal y una que tenga que obtener beneficios día a día, satisfacer a accionistas y clientes, cotizar en bolsa y batallar contra el imperio del hombre más rico del mundo, Carlos Slim, país a país, mercado a mercado, en una guerra de trincheras contra la marca Claro por toda Iberoamérica.

Por eso, durante los últimos diez años Telefónica se ha esforzado mucho, muchísimo, en construir una cultura corporativa sólida, asegurándose que cada vez que se jubila un funcionario le sustituya un joven entusiasta que sea capaz de desarrollarse, construir, y aportar valor a Telefónica.

Entonces, ¿qué busca Telefónica en alguien como tú?

Lo han resumido en tres conceptos, 3D, tres maneras de ser, vivir y trabajar que buscan en cualquier nuevo empleado, sea el puesto que sea:

“DISRUPT: Ser disruptivos, planteándonos si lo que hacemos lo podemos hacer mejor, desafiando las normas, generando nuevas ideas y superando las expectativas.

DISCOVER: Descubrir qué quieren nuestros clientes, estando más cerca de ellos y buscando nuevas maneras de hacer las cosas.

DELIVER: Ejecutando, asumiendo riesgos y tomando decisiones, aprovechando nuestra escala y buscando siempre la excelencia en todo lo que hacemos.”

¿Y con esto basta? Rotundamente no, es imprescindible que demuestres que eres una persona entusiasta desde el minuto uno. Es un rasgo distintivo, es la capacidad de tener buen ánimo para hacer las cosas, contagiando a los demás las ganas por seguir, actuar y moverse en busca de un objetivo común.

Pero no te preocupes, es una habilidad imposible de esconder o que no se note, si eres entusiasta todo el mundo, reclutadores incluidos, lo sabrán. Y junto con las 3D, harán que el puesto sea tuyo.

Ahora te estarás preguntando que cómo sabemos todo esto, ¿cómo hemos desentrañado qué busca Telefónica en un candidato? Fácil: estuvimos allí :) Si quieres saber más sobre el perfil de Telefónica o cualquier otra empresa, visítanos en talentank.es

Talentank en la ciudad de la comunicación de Telefónica

Equipo Talentank a la salida de una reunión con el departamento de RRHH de Telefónica

Unleash your talent!

Talentank

Share.

About Author

Co-founder & Ceo TalenTank