La compra es de P&G

0

P&G es uno de los grandes conglomerados de marcas en bienes de consumo y una de las empresas que más invierte en publicidad. ¿Quieres saber qué te hace falta para trabajar en la empresa que invade tu lista de la compra?

Hoy me ha tocado hacer la compra de la semana. Así reza la lista que me ha dejado mi madre en la nevera: “Cariño, esta semana te toca a ti comprar” y, debajo, una serie interminable de productos. Patatas, la Guillette para papá, suavizante Pantene, Tampax, el recambio para los Oral-B, Don Limpio,  Viakal, Ariel y Fairy –mi madre tiene cierta tendencia compulsiva hacia la limpieza-. ¿Cuántos de estos productos creéis que pertenecen al grupo Procter&Gamble? Exacto, todavía no se dedican a la recolección de hortalizas, aunque de hecho, P&G era dueña de las Pringles hasta que en 2012 se la vendieron a Kellogg’s.

Lo que hoy en día es el gigante de los bienes de consumo y una de las compañías que más invierte en publicidad, nació para ser una fábrica de jabones. Solo que a mediados del siglo XIX se dieron cuenta de que era más rentable dedicarse a fabricar marcas. A partir de ahí se fueron a la conquista de nuevos mercados: productos de limpieza, de alimentación, hasta tener hoy hasta 50 primerísimas marcas a lo largo del mundo especializadas en los cuidados femeninos y del bebé, el cuidado de la salud y el aseo personal, la belleza y del cuidado de la ropa y del hogar. Todo aquello que la sociedad de consumo pueda necesitar.

Para llegar aquí ha sido necesaria una gran capacidad de innovación. Primero transformaron el arte de fabricar jabones en ciencia al poner a químicos al frente de su marca Ivory, luego vinieron las primeras compresas y pañales de un solo uso y ahora tenemos un cepillo eléctrico con Bluetooth. Pequeños avances que buscan hacer la vida de millones de personas mucho más cómoda. Por eso necesitan a los mejores, y te lo dicen sin ambages.

Bajo el lema “contratamos a la persona, no su posición”, P&G busca personas que crezcan dentro de su empresa hasta convertirse, por qué no, en su siguiente CEO. Para ello cuenta con un riguroso proceso de selección con el que descubrir el talento en cinco fases. Lo que buscarán en ti en las dos entrevistas del proceso será que compartas sus valores. Los mínimos son el liderazgo, la integridad, el sentido de pertenencia al grupo y ser merecedor de la confianza que depositen en ti. A estos habrá que añadir además las competencias propias de cada puesto, así, si quisieras, por ejemplo, formar parte del departamento de comunicación de P&G te sería imprescindible una gran destreza en el trabajo bajo presión.

Aquellos que todavía no estéis graduados no os preocupéis, han creado un programa de internship en el que afirman que sus becarios no son los responsables del café, sino de su propio proyecto.

Lo mejor de todo es que si formas parte del equipo de P&G, cuando vayas a la compra dará igual que no lleves apuntado en una lista todo lo que necesitas,  estarás ya tan familiarizado con todos esos productos que no se te olvidará ninguno.

Share.

About Author