Haz ágil tu cultura de empresa

0

Hace ya unos años que se instauró en el mundo del IT el modelo de trabajo Agile software development. Incontables han sido las ventajas que este método ha traído al desarrollo de los proyectos informáticos, ¿pero sabías de las ventajas que puede traer introducir la filosofía que hay detrás de este movimiento dentro de la cultura de tu empresa?

La esencia de Agile software development se centra en dividir los proyecto en pequeñas tareas, iteraciones las llaman, en las que trabajan grupos reducidos y multidisciplinares bajo márgenes muy cortos de tiempo. Esto lleva aparejado que los productos no salgan nunca en sus versiones “definitivas” pero sí que se instaure una dinámica de agilidad que da una gran ventaja competitiva. La premisa es que para perfeccionarlo siempre hay tiempo.

“Si no está avergonzado cuando envías tu primera versión, es que esperaste demasiado tiempo para hacerlo”. – Matt Mullenweg, fundador de WordPress

Una vez que sabéis esto, estáis preparados para conocer la filosofía que hay detrás de este método de trabajo, y lo mejor, cómo podéis aplicarla en vuestra empresa para ‘agilizar’ vuestra productividad.

El ‘Agil Mindset’

El Manifiesto Ágil proclama entre sus valores el trabajo en equipo de la gente de negocios con los desarrolladores. También, el motivar a los trabajadores dándoles el medio ambiente, la confianza y el apoyo que necesitan, así como que la mejor forma de comunicarse, tanto dentro como fuera de la empresa, es hacerlo cara a cara.

Por eso ser ágil es algo más que un modelo de producción, es un tipo de cultura. Al margen de las distintas herramientas que se pueden usar dentro de esta metodología, lo importante es entenderlo como una nueva forma de enfrentarse a los problemas.

En un entorno ágil, se espera que los empleados puedan estar comunicándose constantemente, ya que la retroalimentación interna es clave a la hora de mejorar el equipo. El aprendizaje continuo y la naturaleza iterativa de la filosofía ágil implican también que hay que estar preparado para aceptar el fracaso y aprender de él.

¿Cómo puede ser más ágil una empresa?

Aunque siempre es más fácil decirlo que hacerlo, nuestros amigos de OfficeVive os traen una serie de consejos, más o menos asequibles dependiendo de la magnitud de la empresa y de las complejidades que rodean el cambio organizacional.

Dar a los empleados autonomíaNo hay manera de que los empleados puedan trabajar de una forma ágil si tienen que seguir esperando la aprobación de los superiores para todo. Hay que darles a los empleados el control sobre la forma en que hacen su trabajo.

Predicar con el ejemploLos mandos superiores deben comunicarse con los empleados a menudo, ser transparentes con ellos y adoptar los principios de la metodología ágil. Si no lo hacen ellos, ¿cómo van a hacerlo los trabajadores?

Crear ‘focus’ en el equipoCrear un enfoque en el equipo alineará a todo el mundo bajo una misma visión y hará que la gente se mueva rápidamente hacia el mismo objetivo.

Comprender el valor. Según el CAOS Manifiesto 2011 del Standish Group, los proyectos ágiles son tres veces más exitosos. Tomar consciencia por uno mismo de las ventajas del modelo ayuda a entender su valor.

Deshacerse de miedo. En la cultura ágil no hay lugar para el miedo puesto que siempre se avanza caminando de la mano con el fracaso. Por eso es importante que todo el mundo conozca cuáles son sus fortalezas y debilidades.

Creednos, puede hacerse. Solo tenéis que ver el caso de Spotify para sentiros inspirados en el cambio.

Mide tu cultura de forma ágil

Conocer cómo es tu cultura empresarial también puede hacerse de forma ágil. Medir regularmente cuál es la compatibilidad entre tus empleados y las nuevas incorporaciones te permitirá ir moldeando y reajustando la cultura de tu empresa, de forma que siempre sepas en qué punto se encuentra y hacia dónde te quieres dirigir. Talentank te puede ayudar a hacerlo.

Share.

About Author