Amazon: de libros a drones

0

Amazon, una de las compañías más importantes a nivel mundial en comercio electrónico, empezó como librería en un garaje. El crecimiento exponencial de esta compañía se debe en gran medida a las cualidades de su CEO, Jeff Bezos, que a nadie deja indiferente.

AMZN. Bajo estas siglas Amazon emitió sus acciones en el NASDAQ. Costaba 18 dólares la acción. Diecisiete años después, el precio de sus acciones ronda los 320$. La empresa que empezó como una librería online es hoy una de las plataformas de comercio electrónico más conocidas del mundo. Videojuegos, muebles, ropa,… incluso todavía libros. Aquí comienza la historia del ascenso por la escalera de la diversificación.

Nunca nadie ha sabido muy bien qué pasa por la mente de Jeff Bezos, pero ni en sus visiones más pretenciosas era consciente de dónde se metía cuando creó Cadabra.com, nombre originario de Amazon, en el garaje de su casa. En este momento puso el primero de los peldaños que le llevarían a ser uno de los CEO más influyentes…y al parecer también uno de los más complicados de llevar.

Aunque primero fueron los libros y luego le siguieran otros productos como los CD, ropa o comida, durante los primeros años Amazon se quedó en el escalón del comercio electrónico. Es en 2002 cuando a Bezos se le sube la cabeza a la nube y decide ir al nivel del Cloud Computing, el almacenamiento de datos en la red será su nueva línea de ataque en los cinco años siguientes. Después han venido otros escalones como la comercialización de sus propios libros electrónicos, los Kindle, sus propias tablets, y hasta han sacado sus propios smartphones. O la compra de empresas tan dispares como el diario The Washington Post o la web de videojuegos Twitch. Sin embargo, nunca ha descuidado sus primeros escalones, más bien al contrario, los ha ido puliendo, introduciendo mejoras. A Bezos no le vale con ir subiendo por la escalera, porque lo que él quiere es poder ofrecerles la escalera entera a sus clientes.

Al fin y al cabo esta es la filosofía que hay detrás de todo Amazon y que le hizo merecedor en 2011 del Customer’s Choice Award: “Vemos a los clientes como invitados a una fiesta y nosotros somos sus anfitriones. Es nuestro trabajo hacer todos los días que la experiencia de los consumidores sea un poco mejor”

Por eso, cuando buscan a un nuevo candidato para que engrose sus filas esto es en lo primero que se fijan, quieren líderes capaces de pensar constantemente en el servicio al cliente.

Pero además hay otra serie de habilidades que debes tener muy presentes si quieres trabajar en Amazon, y son aquellos talentos necesarios para salir indemne del encuentro casual con tu jefe en el pasillo. El pensamiento crítico, la capacidad de defender ferozmente tus ideas, una alta capacidad analítica y de comunicación, de persuasión y hasta de simplificación de problemas complejos serán el único escudo posible cuando Jeff Bezos te diga que hoy no se ha tomado las pastillas para soportar la estupidez.

Trabajar en Amazon requiere una puntillosa atención al detalle en todo aquello que haces, que la innovación emane de cada poro de tu piel y una gran capacidad de visión a largo plazo, porque el ascenso por la escalera nunca se detiene. Hoy están haciendo presión a la Federal Aviation Administration para que les permitan volar los drones que han creado con el fin de llevar sus pedidos a los puntos más remotos. Mañana, solo Jeff Bezos lo sabe, de hecho, puede que ni él lo sepa aún. Tiene claro que están sembrando semillas de más y que todo lo que hacen no va a funcionar, sin embargo, failure comes part and parcel with invention.

Share.

About Author